× Inicio Acerca de Probosque Desarrollo Forestal Conservación Forestal Información Financiera Licitaciones Trámites y servicios

 

 

 

Con la finalidad de preservar e incrementar la superficie forestal del Nevado de Toluca, más de mil personas acudieron a la reforestación en la que se plantaron 10 mil árboles en el ejido de San Juan de las Huertas.

 

En esta jornada participaron la Protectora de Bosques del Estado de México (PROBOSQUE), la Comisión Nacional Forestal (Conafor), el sector privado y representantes de la sociedad civil, mismos que forman parte del Comité Estatal Forestal de Educación y Cultura.

 

Yolotsi Olivares Rosales, Directora General de PROBOSQUE, indicó que en el Xinantécatl se llevan a cabo trabajos de conservación y restauración, toda vez que se han identificado árboles plagados con muérdago, por lo que se lleva a cabo un saneamiento, que, en el caso del ejido de San Juan de las Huertas fue autorizado por la SEMARNAT con número DF/2670/2017.

 

“Para conservar en óptimas condiciones los bosques, estos deben tener un saneamiento basado en estudios técnicos que determinen cuáles son los árboles que ya no están aportando servicios ambientales de calidad, como los plagados, los cuales hay que retirar para evitar que contagien a las nuevas reforestaciones”, expresó Olivares Rosales.

 

Añadió que con saneamientos basados en planes de manejo sustentable, es posible conservar la masa forestal y al mismo tiempo fomentar que haya madera legal.

 

Durante su intervención, Juan Carlos Ordaz Hernández, Subdirector de Investigación de la División de Ciencias Forestales de la Universidad Autónoma de Chapingo y presidente del Comité, dijo que la reforestación que se llevó a cabo en el Nevado beneficiará a los habitantes de las zonas metropolitanas de México y Toluca, ya que se favorece la recarga de los mantos acuíferos así como la captura de carbono, además de que con la participación ciudadana se restablece el tejido social.